El Hincha

entel

El hincha > Noticias > Nacional > ¡A poner sangre! Católica debe salir de su larga chiripiolca

[ Nacional ] ¡A poner sangre! Católica debe salir de su larga chiripiolca

Publicar Tuitear

http://bit.ly/1JnXwT2

El Hincha

@El Hincha

Publicado hace 3 año;s

Ha sido una temporada desastrosa para Universidad Católica. El cuadro de la precordillera está antepenúltimo del Apertura 2014 y no tiene por donde recobrar el honor perdido durante este torneo.

Con un elenco que podría pelear una competencia, el cuadro cruzado ha tenido un semestre que bien podría intentar borrar con una noche de juerga, pero que el hincha le seguirá recordando, día tras día.

Esta Universidad Católica es la peor de muchos años. Después del 2000, por ejemplo, el cuadro cruzado no había tenido nunca una performance tan baja. Jamás, en todos estos años, había acumulado veinte derrotas al final de semestre, hecho que podría aún incrementarse.

Se suponía que el cambio de técnico iba a poder vislumbrar un cambio en el cuadro de la precordillera. ¡Nada! Con Patricio Hormazábal se repitió lo que se venía dando desde el principio de este Apertura.

Lo único bueno, como resultado, que se podría sacar de la actual UC es su abultado marcador ante Cobreloa. 5-1 terminó aquel partido, hazaña que con el tiempo terminaría empañándose, debido al mal momento de los loínos.

Al fin y al cabo, lo único bueno del equipo es que tenía un buen cerrito de puntos acumulados. En coeficiente de rendimiento, Católica sigue en la punta. De no existir, estarían en puestos de descenso. ¡Brígido!

La Católica tiene la obligación de volver a ser el grande al que todos temían. Tiene la obligación de volver a encantar a sus hinchas y de poner sangre en el campo. Dirigentes, jugadores y cuerpo técnico deben tener claro que a un equipo tan grande como ese, no pueden llegar sólo por nombre, sólo por historia. Deben llegar con y por talento. Y sobre todo, con corazón.

Los hinchas siguen cumpliendo cada fin de semana con darle algo de música a una escuadra que sufre de monotonía. El entierro no será hoy, ni mañana (como Tite). Mientras un puñado de hinchas sigan recordando los gloriosos momentos del “Beto” Acosta y Gorosito, mientras alguien se emocione al hablar de Sergio Livingstone o se rememore la Copa Libertadores de 1993, existirá entonces este preciado club, que dejó la modestia de Independencia por las grandes formas de Las Condes. Y hoy, más que nunca se ve pequeñito.

¿Tienes algo que decir? Escríbelo acá.