El Hincha

entel

El hincha > Noticias > Nacional > De película: Cobresal baja su primera estrella en final de otro mundo

[ Nacional ] De película: Cobresal baja su primera estrella en final de otro mundo

Publicar Tuitear

http://bit.ly/1PTgUg8

El Hincha

@El Hincha

Publicado hace 3 año;s

Si Martin Scorsese se juntase con Quentin Tarantino y Steven Spielberg no podrían tener una película con más suspenso y sorpresa como la que se vivió hoy en el fútbol chileno.

Cobresal, que jugaba contra el descendido Barnechea, tenía que ganar y esperar que Universidad Católica enredara puntos ante Deportes Iquique para poder salir campeón. A ratos, en el norte sólo pensaban en poder tener otra fecha de esperanzas con un empate o un triunfo tanto en Santiago como en El Salvador, en los partidos en paralelo.

La UC arrasaba en el primer tiempo. Con un 3-0 sobre la visita iquiqueña, parecía que la próxima fecha sería la definitiva. Pero todo se derrumbaba cuando en El Salvador, Barnechea se ponía encima encima por 2-1 y los de la precordillera pasaban al primer lugar.

Pero si no hubo hombre del maletín, hubo hombre del guión. Es que ahí la cosa se puso cinematográfica. Deportes Iquique lograba dar vuelta el marcador y poner un empate 3-3, lo que le daba la esperanza a un Cobresal que ya había conseguido el empate en casa.

Y si eso ya era emocionante, David Llanos caía en el área sur de San Carlos de Apoquindo y se cobraba penal. Dario Botinelli tomó vuelo desde los doce pasos, remató y… el portero Brayan Cortés tapó con los dedos y el travesaño salvó a los “Dragones Celestes”. Botinelli remató de vuelta y la mandó a los cielos.

Segundos después, en El Salvador el árbitro también cobraba penal en el área norte del Estadio El Cobre. Pero Matías Donoso, lejos el jugador más relevante del campeonato, no falló y puso arriba por 3-2 a los “Mineros”.

Los segundos pasaron lento. Tan lento que terminó primero en el norte y el festejo tuvo que ser contenido en un principio. Quedaba un minuto en San Carlos y Católica atacaba con todo.

El pitazo desató una alegría contenida, una alegría necesaria para un pueblo que tanto sufrió, una luz para momentos tan grises. Por fin, el fútbol pone una chispa de felicidad a quienes más se lo merecen.

Cobresal, que año tras año sufre por el descenso, logró su primera estrella. Insoportablemente vivos.

¿Tienes algo que decir? Escríbelo acá.