El Hincha

entel

El hincha > Noticias > Copa América > ¡Dibujitos! La historia de las mascotas de Copa América

[ Copa América ] ¡Dibujitos! La historia de las mascotas de Copa América

Publicar Tuitear

http://bit.ly/1PTIcmx

El Hincha

@El Hincha

Publicado hace 2 año;s

La tradición de que las ediciones de torneos futbolísticos estuviesen acompañadas de mascotas, no es tan antigua como se podría creer.

En 1966 fue la primera vez que un animal acompañó la edición de una Copa del Mundo. En esa ocasión, Willie, un león con una camiseta con la bandera de Gran Bretaña, fue el elegido para presentar un polémico Mundial, que terminó quedándose en las manos de los locales.

Luego, de eso, cada Mundial tuvo su mascota, siendo unas más populares que otras.  Por ejemplo, España 82′ tuvo a Naranjito y Estados Unidos destacó con Striker. Aunque, quizás los más inolvidables de los recientes sean Footix el 98′ y Fuleco, este año.

Y Copa América no se ha quedado fuera de esta tendencia. Todo se inició en 1987, cuando Gardelito dio el puntapié inicial a las mascotas en estos eventos. Se trata del mismísimo tanguero, Carlos Gardel, quien aparecía con una bufanda con la bandera argentina.

Tico en Brasil 1989 pasó algo piolita. Pero de ahí surgió la oportunidad de los chilenos de poner su imaginación a prueba y demostrar que somos un país de artistas.

¡Cueck! Guaso fue como un Coca Mendoza dibujado a la rápida con los colores de Chile y una pelota. Realmente, ahí no más.

Choclito en Ecuador retomó la senda de la ternura, que se vería reforzada el 95′ en Uruguay con Torito. Es el año de los “itos” de los dibujos que remiten a la ternura por sobre el fútbol.

Una versión de Fuleco, pero con distemper, fue lo que se realizó para la Copa América de 1997 en Bolivia, el hermano poco agraciado de la que sería la mascota de Brasil 2014, siempre estaba en la misma posición y tenía unos estoperoles que daban miedo. Su nombre, Tatú.

Pero Taguá terminaría reivindicando la existencia de las mascotas en Copa América. Un puerco espín paraguayo bastante simpático, con un mate en la mano derecha y una pelota en el pie izquierdo. Pero, es competencia desleal: este monito fue creado por la filial de Warner Bros. en Sudamérica.

Los colombianos se fueron en la voladita. Amériko, tal como el cantante, pero con “k”, fue el nombre que le pusieron a un extraterrestre con unas mechas estilo pokemón y una pelota deforme. Mala opción.

Chasqui es de lo mejor que se ha creado. Un inca, con los colores de Perú en la ropa, pero con cintilo con colores de los pueblos latinoamericanos, fue sorpresa y es dedito para arriba.

Los últimos intentos de mascota han sido un poco menos afortunados. Lo de Guaky el guacamayo venezolano es como para llorar. ¿Cuánto le pagaron al que lo dibujó?

Después viene la penúltima mascota, Tangolero, una avestruz con la camiseta de Argentina y que está diseñado en 3D. Pasó bastante piola, pero tampoco es algo que a uno pudiese llamarle mucho la atención. El nombre, quizás, está bueno.

Por último, llegamos a nuestro Zincha. Un zorro que tiene un parentesco demasiado cercano a Firefox y que, de no ser una vil copia, estaría bastante bien. Además, el nombre que le escogieron fue el menos malo entre los que se votaron.

Historia cortita la de las mascotas de Copa América, que tendrán que ponerse las pilas, porque estamos llenos de bodrios.

¿Tienes algo que decir? Escríbelo acá.