El Hincha

entel

El hincha > Noticias > Nacional > Las claves: ¿Por qué la U se coronó campeón del Apertura 2014?

[ Nacional ] Las claves: ¿Por qué la U se coronó campeón del Apertura 2014?

Publicar Tuitear

http://bit.ly/1KIMslj

Francisco Sepulveda

@fsepulveda

Publicado hace 3 año;s

[frm_contacto_equipo nombre_equipo=”uchile”]

Universidad de Chile es el merecido nuevo campeón del fútbol chileno. El sábado, en una definición no apta para cardiacos, los ‘azules’ vencieron a Unión La Calera con un solitario gol de penal convertido por Gustavo Canales, a falta de dos minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario.

En Valparaíso Santiago Wanderers y Colo Colo igualaban sin goles, pero el Decano finalmente derrotó 2-0 al ‘Cacique’, haciendo aún más brillante el título del ‘Romántico Viajero’.

Eso fue en lo futbolístico. Pero más allá de lo que ocurrió el sábado, la U hizo méritos durante todo el semestre para quedarse con la corona.

RENDIMIENTO

Universidad de Chile alcanzó un 86% de rendimiento en el Torneo de Apertura 2014, todo un récord en torneos cortos. Los ‘azules’ sumaron 14 triunfos, dos empates y sólo una derrota.

A pesar de haber pasado malos ratos en algunos partidos, como en el empate ante Barnechea, donde el punto fue mucho premio para un cuadro laico que bien pudo haberse quedado sin nada, los dirigidos por Martín Lasarte mantuvieron una regularidad y contundencia a lo largo de todo el campeonato.

Cuando más mal lo pasó la U, tras la derrota ante Colo Colo, el equipo se repuso y venció a rivales complicados como Palestino y Ñublense – además de Unión La Calera en la última fecha – cuando la obligación era ganar para quedarse con la copa.

Si hablamos de merecimientos, por rendimiento la U fue sin duda el mejor equipo del torneo. Los números así lo indican, no hay que olvidar que los laicos fueron líderes en la tabla de principio a fin.

FACTOR LASARTE

Llegó al CDA con la sombra de los subcampeonatos que obtuvo en Universidad Católica, los cuales se le recordaron hasta antes del partido con los ‘cementeros’. Sin embargo, Martín Lasarte se mantuvo firme en lo que creía y en la convicción de que este equipo podía lograr algo importante.

Más allá de lo futbolístico, donde la U venció a todo aquel que se le puso por delante, salvo el ‘Popular’ y los empates ante Deportes Iquique y Barnechea, la importancia del trabajo de ‘Machete’ pareció estar fuera de la cancha.

El charrúa utilizó mucha psicología con sus jugadores. Conversaba personalmente con cada uno de ellos durante los entrenamientos, los motivaba, los hacía ponerse metas. Así, aleonó a un plantel que venía con los ánimos por el suelo tras un pésimo primer semestre.

En esta misión no estuvo solo. Rodolfo Neme, su ayudante técnico, y Marcelo Tulbovitz, el preparador físico, fueron claves en la consolidación del equipo.

FIGURAS

Claramente esta no es la U que brilló de la mano de Jorge Sampaoli. De ese exitoso 2011 sólo quedan cuatro nombres: Johnny Herrera, José Rojas, Osvaldo González  y Gustavo Lorenzetti (Gustavo Canales se fue y volvió este semestre).

Sin embargo, entre estos pilares y otros nombres que llegaron a refrescar un plantel con poco brillo (partieron Roberto Cereceda, Luciano Civelli, Juan Rodrigo Rojas), los ‘azules’ terminaron conformando un plantel de peso.

Apareció Patricio Rubio, resistido en un principio por los hinchas pero quien terminó doblándole la mano a la adversidad y convirtiéndose en el goleador de los universitarios.

Ramón Fernández, otro de los criticados que – al menos con su actuación ante La Calera – le pide a los fanáticos una oportunidad más para demostrar por qué llegó a la U.

De los que llegaron, qué decir de Mathías Corujo. El charrúa sacó chapa de crack y se metió en el bolsillo de una a los hinchas ‘azules’. Lo mismo hicieron Gonzalo Espinoza (cuánto extrañó la U al volante cuando se lesionó) y Cristián Suárez, quien se consolidó en el puesto y terminó dejando en la banca a un Benjamín Vidal cuando todos apostaban por el ex O’Higgins como titular.

Así, la U anduvo parejito en todas sus líneas. Quizás lo más cercano (aunque lejos aún) al buen juego que lucían los ‘azules’ con  Sampaoli en la banca.

Foto: Agencia Uno

¿Tienes algo que decir? Escríbelo acá.